Inicio Artículos El equipo económico de Lenin

El equipo económico de Lenin

Inicio Artículos El equipo económico de Lenin

El equipo económico de Lenin

by Administrador

El presidente Moreno mantiene el mismo equipo económico del gobierno anterior, ejecutor directo de un modelo de nocivas políticas económicas que destruyeron la confianza y seguridad para invertir, llevando a la economía a la ruptura de su sostenibilidad fiscal y estancamiento.

Es el mismo equipo económico que construyó un Estado ineficaz, anticuado y megalómano que produjo un crecimiento frenético en el gasto público, para luego endeudar al país fuera de todo límite razonable y en condiciones inaceptables; es el equipo económico que en contravía del progreso, introdujo tasas, restricciones comerciales, aranceles e impuestos que encarecieron sustancialmente el país, mientras prácticamente liquidaban la competitividad y productividad empresariales; es el equipo económico que cree y proclama que para proteger la dolarización hay que ratificar éstas y otras de sus prácticas sin otro sustento que su arrogante incompetencia profesional y desconocimiento técnico; es el equipo económico que luego de más de cien días de diálogos en el Consejo Productivo, Consultivo y Tributario que creó el propio gobierno no tiene ningún remordimiento en presentar unas propuestas económicas que se ocultaron a sus participantes; es el mismo equipo que sin ningún rubor elabora esas propuestas para que las familias y empresas ecuatorianas se encarguen de pagar los costos del descalabro económico y social que produjeron en la última década.

No importan los forzados justificativos o los sutiles membretes que busquen para disimular el verdadero objetivo de las propuestas económicas, porque lo trascendente es que las potenciales acciones y medidas anunciadas, especialmente sobre una economía estancada, saturada de deuda pública, impuestos y obstáculos al comercio no la reactivarán ni la harán sostenible, seguramente causarán todo lo contrario, reduciendo su crecimiento potencial, consumo y generación de empleo.

El presidente Lenin Moreno conoce muy bien que Rafael Correa y su incondicional equipo económico, fueron quienes causaron el descalabro de la economía ecuatoriana y sin embargo mantiene en su gobierno al mismo equipo. Pero también Moreno, reiteradamente ha expresado su disgusto ante la herencia económica recibida y eso vuelve todavía más incoherente que lo mantenga, salvo que comparta sus visiones y propuestas, encontrándose cómodo y satisfecho con su presencia en tan importantes funciones. Más temprano que tarde el paso del tiempo confirmará o descartará esa posibilidad, porque finalmente las personas reafirman o pierden su credibilidad por lo que hacen más que por lo que dicen.

El cambio de estilo de gobierno que introdujo Moreno era necesario, pero no suficiente para reconstruir la economía. Ecuador tiene una larga y muy importante lista de problemas por resolver y una nueva y verdadera propuesta es imprescindible para volver a los sanos equilibrios fiscales; para mejorar competitividades y productividades, favoreciendo la inversión y la innovación; para modernizar y dimensionar adecuadamente el gasto público y el Estado; para alcanzar crecimiento económico sostenido y vigoroso, generador de empleos de calidad y medios efectivos en la lucha contra la pobreza que afecta a un amplio sector de la población nacional, mejorando su calidad de vida; y, para finalmente, colocar a los ecuatorianos en la ruta del progreso, pero sin descuidar la reconstrucción de su institucionalidad y estado de derecho, porque no existe buena economía ni es posible construirla sana, creciente y estable si paralelamente no se controla la corrupción e impunidad, bajo el imperio de un estado de derecho que haga posible que tanto gobierno como ciudadanos, permanezcan igualmente subordinados al orden jurídico.


Compartir el artículo: