Inicio Artículos Recaudación tributaria e importaciones

Recaudación tributaria e importaciones

Inicio Artículos Recaudación tributaria e importaciones

Recaudación tributaria e importaciones

by Administrador

En estos días el Ministro de Finanzas y otros colaboradores del Gobierno, reiteradamente, anuncian la buena nueva del incremento de la recaudación tributaria en lo que va del año 2017, comparándola con el año 2016.

Es parcialmente cierto lo que indican esos funcionarios, pero lo que no dicen es que el 2016 fue el peor año económico de los últimos 16 años y claramente, todo lo que se compare con este año en particular, resultará mucho mejor o al menos mucho menos malo, como es el caso.

Si se compara con el año 2015 los resultados del 2017 todavía son negativos. El “destape” de las importaciones que las incrementa marcadamente, luego de eliminadas las salvaguardas es la razón evidente del aumento de la recaudación tributaria y no, como debería ser, el crecimiento sostenido de la economía, cuya dinámica es la que debe generar y producir mejor recaudación tributaria, entre otras cosas positivas y esperables.

Como en Ecuador las expectativas sobre políticas y medidas económicas son todavía muy inciertas las empresas y comerciantes importadores, tratan de acumular materias primas, bienes de capital y otros de consumo no perecibles, produciendo como consecuencia un marcado incremento en el nivel de importaciones y la correspondiente recaudación tributaria.

Invariablemente la hoja de ruta populista y la carencia de políticas económicas correctas y oportunas, siempre producirán incertidumbre y romperán los comportamientos regulares o estables de familias y empresas. Todo tiene un costo en la economía y lo que no se hace oportunamente bien o simplemente no se hace, también.

Adicionalmente, como los principios y reglas que rigen a las sanas economías que progresan han sido prácticamente abandonados en Ecuador es altamente previsible, especialmente porque las reservas internacionales que ahora mismo registra el país son las más bajas de los últimos 15 meses que no faltarán los funcionarios gubernamentales y otros despistados actores que propongan introducir, nuevamente, una y otra vez, restricciones e impuestos a las importaciones para contraerlas artificialmente o como han preferido hacerlo sucesivamente, resuelvan incrementar la deuda pública y luego invoquen verdades a medias, justificando que lo han hecho, para proteger la dolarización ahorrando divisas, pero en realidad, simplemente disimulen sus insufribles incompetencias profesionales y conceptuales que les impide construir una economía estable y sólida que genere empleo digno, creciente y positivo balance comercial que ingrese más dolares al país; y, por cierto, como sana resultante, mejore la recaudación tributaria.


Compartir el artículo: